Publicado: 2 de Octubre de 2013



  • ¿Sabías que el nivel de hidratación de la piel depende del balance neto de su hidrodinámica? La hidrodinámica es la medida de los flujos de aporte (entrada) y pérdida (salida) de agua en la piel. Si están en equilibrio la piel mantiene su grado óptimo de hidratación, y esto garantiza el proceso de renovación y normaliza el microrelieve cutáneo. ¡Una piel hidratada es sinónimo de una piel sana!
Las reservas de la piel

El agua en la piel se obtiene principalmente de la microcirculación sanguínea. Parte de esa agua se mantiene. Son las llamadas reservas. Y existen dos tipos. Te las explico a continuación:

  • Reserva dérmica, cuyo principal componente es el ácido hialurónico.
  • Reserva epidérmica formada por los factores naturales de humectación o FNH.

Pero la piel no solo reserva agua, también la pierde a través de la transpiración y de la humedad del ambiente. Es importante controlar la pérdida de agua. Por eso, desde SKEYNDOR, estamos preparando una nueva fórmula para hidratar en profundidad y proteger a la piel de la pérdida prematura de agua. ¡Estate atenta a nuestras novedades! ¡No te las pierdas!

¡Pronto las desvelaremos!